Noticias
CANACERO desaira al Consejo Consultivo del T-MEC

CANACERO desaira al Consejo Consultivo del T-MEC

CANACERO desaira al Consejo Consultivo del T-MEC

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero rechazo la invitación a la reunión en la que se felicito el trabajo de Consejo Consultivo Empresarial, Cuarto de Junto, organizada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Este desaire viene como consecuencia de la imposición de aranceles del 25% por parte de Estados Unidos, pues se tiene el sentimiento de que Cuarto de Junto y el Gobierno Federak ignoraron el tema.

La industria del acero considera que el tema fue ignorado deliberadamente, lo cual es un problema grave.

La industria siderúrgica frentre a las medidas de Trump

La implementación de medidas “espejo” contra los aranceles de 25 por ciento que aplica Estados Unidos a México en el acero, es la bandera que enarbola el sector siderúrgico mexicano, asegura Máximo Vedoya, “Lo que resulta desequilibrante es que el Gobierno mexicano no responda con una medida ‘espejo’, ya que como estamos ahora, las exportaciones de ellos crecieron y las nuestras cayeron 30 por ciento”,dice.

El dirigente de esta industria rechaza que tenga sentido económico la medida que adoptó el Presidente estadounidense, Donald Trump, en marzo pasado contra otros países, pero menos aun cuando desde junio pasado eliminó la exención de ese arancel contra México y Canadá, sus socios comerciales desde hace casi 25 años del Tratado de Libre Comercio.

“Nos exporta más acero que nosotros a ellos, entonces esta medida no tiene mucho sentido desde el punto de vista económico, porque Estados Unidos es superavitario”, afirma.

“En el extremo caso de que no se logre una exclusión de México en esta medida antes de la firma del nuevo acuerdo, sin duda, se tendría que aplicar una medida ‘espejo’ o de retaliación para equilibrar la cancha de juego”.

El arancel al acero, junto con otro de 10 por ciento al aluminio, lo aplicó de manera unilateral el Presidente Trump bajo el argumento de que ambos materiales ponen en riesgo su seguridad nacional.Bajo esa premisa, el Gobierno estadounidense echó mano de la Sección 232 de su Ley de Expansión Comercial de 1962, que le permite aplicar aranceles a productos de otros países cuando representan una amenaza a su seguridad.