Biselado en frío
En frío (muescadora)

En frío (muescadora)

Contenido

Usos y Aplicaciones

Biselado en frío (Cold Beveled)

Proceso de corte sin afectación térmica (agua más abrasivo) con ángulo definido en los bordes de una pieza, para crear esquinas con chaflán (tipo: K, V, X, Y) o redondeadas y suavizar los bordes y las esquinas del material según el diseño. En la industria encontramos dos tipos: el bisel en línea recta y el bisel de interiores o exteriores. Este proceso ofrece mayor precisión y tolerancias más reducidas que los otros procesos de biselado.

Ver más

1. Bisel

El bisel es un borde oblicuo (en diagonal) de una sola cara.

El bisel y el chaflán en ocasiones se superponen y tienden a confundirse, la principal diferencia técnica entre estos radica en que el bisel es un sólo corte con la misma inclinación de todo el borde (desde la superficie superior hasta la inferior) y el chaflán (bisel y talón) es uno o varios cortes parciales en las esquinas del borde.

2. Biselado

El biselado es una operación de corte oblicuo (en diagonal) de los bordes, se puede realizar por proceso de corte térmico (oxicorte, plasma y láser), corte en frío (agua más abrasivo), corte mecánico (máquinas biseladoras, mortajadoras) y corte abrasivo (disco de desbaste).

Para espesores delgados generalmente menores de 12 mm es recomendable emplear el biselado mecánico, en frío o por desbaste, ya que los procesos térmicos como el oxicorte y el plasma aportan demasiado calor a la superficie provocando una deformación de la pieza y la modificación en la composición y estabilidad del material.

En el proceso con láser, la zona afectada térmicamente es prácticamente despreciable.

El biselado se emplea en la preparación de bordes de unión por soldadura, en la fabricación de componentes móviles en maquinaria, construcción de maquinaria pesada, en la fabricación de estructuras y componentes estructurales metálicos, suavizar los bordes de piezas eliminando filos para mayor seguridad, reducir el desgaste, facilitar el encaje o ensamble con otras piezas y dar acabados estéticos.

Otra aplicación menos conocidas es el avellanado, en equipos reductores de tamaño (trituradoras y pulverizadores) que incorporan un revestimiento metálico reemplazable que absorbe los choques, el cual se fija a las paredes laterales interiores utilizando barrenos y tornillos avellanados, garantizando un ajuste seguro y al ras de la superficie.

Ademas de su función productiva, el biselado se emplea como acabado estético mejorando la apariencia y ergonomía.

Los sectores donde se emplea frecuente son en el industrial, construcción, manufacturero, agricultura, minero, petrolero, naval, eólico, ferroviario y de tubería. Donde los bordes biselados permiten depositar la soldadura necesaria para soportar el peso masivo y cargas.

3. Tipos de chaflán

En muchas aplicaciones es necesario que los bordes de las piezas tengan chaflán a fin de asegurar que las dimensiones y el ajuste sean correctos, además de poder utilizar técnicas de soldadura apropiadas según la aplicación.

La principal función de los bordes biselados es producir soldadura más robusta en las uniones para que puedan soportar el peso masivo y las cargas de máquinas y estructuras.

Los sistemas actuales de soldadura permiten preparaciones de bordes más sencillos, para espesores delgados menores de 6 mm puede no ser necesario algún tipo de preparación. Para espesores mayores de 6 mm es de vital importancia realizar la preparación de bordes para la posterior unión por soldadura.

La preparación de bordes consiste en crear un chaflán en las uniones a soldar.

En general, la preparación de bordes se agrupan en cuatro tipos de chaflán identificados por las letras: V, K, X, Y.

Donde los tipo “V” e “Y”, presentan la misma forma geométrica según su tipo pero con posición contraria, es decir, son el mismo diseño de borde pero con posición invertida (pieza girada 180°).

El ángulo de inclinación de corte para bisel varia dentro del rango de 15° – 50°.

Tipos de chaflán
Tipo Forma Vista Tipo Forma Vista
VDS
Bisel simple
VAS
Bisel simple
YDS
Bisel y talón
YAS
Bisel y talón
X
Doble bisel
K
Doble bisel y talón

El chaflán en corte recto es la aplicación más utilizada para la preparación de bordes de unión por soldadura, sin embargo también se puede realizar un redondeo de bordes.

Las partes que constituyen al chaflán son:

Chaflán
S Espesor del material
h Altura de talón
hs Altura de bisel
ls Longitud de bisel
b Anchura de bisel
B Ángulo de bisel

4. Biselado CNC con Agua

El biselado con agua es una operación de corte que se realiza en frío sin aporte de calor, en el cual se hace impactar sobre el material a cortar, un chorro de agua a gran velocidad que produce el corte deseado.

Es un proceso hidrodinámico de corte oblicuo (en diagonal) para generar bordes con chaflán, redondear y suavizar bordes interiores o exteriores de una pieza de trabajo.

Emplea un abrasivo (mezcla de arcilla y vidrio) que se añade al chorro de agua para incrementar la intensidad de corte, ya que el agua por si sola no puede erosionar materiales muy duros como el acero.

El equipo consta de un cabezal móvil de 5 ejes que permite realizar cortes oblicuos con una inclinación de hasta 60°.

Este proceso no endurece el material por acritud ni lo deforma por la deposición de calor, por lo que se emplea en todas las aplicaciones donde el material no puede ser afectado por el calor.

A diferencia de los otros procesos de biselado térmico (plasma, oxicorte y láser), mecánico y por desbaste, el biselado con agua ofrece alta precisión y exactitud, con excelente acabado de los bordes y de geometrías más complejas.

Es un proceso sin exfoliación ni desgarros, apto para mecanizar perfiles intrincados (complejos). No hay tensiones residuales debido a que el proceso no genera esfuerzos de corte ni genera gases.