Rolado de lámina y placa

Rolado de lámina y placa

Contenido

Usos y Aplicaciones

Rolado de lámina y placa (Plate Bending Roll)

Proceso de curvado mecánico de lámina o placa el cual puede ser parcial o total con forma cilíndrica o cónica que emplean rodillos para provocar una serie de flexiones en el material generando un curvado uniforme; antes de rolar la pieza es preferible que los extremos estén pre-curvados.

Ver mas

1. Rolado

En términos generales, el rolado es un proceso mecánico donde se hace pasar una pieza metálica a través de rodillos que ejercen presión.

Este proceso se emplea a nivel industrial en el laminado (proceso para reducir el espesor de una lámina o metal), en el curvado de planos y no planos (procesos para curvar placas y perfiles) y en la manufactura de tubería.

2. Rolado de lámina y placa

El rolado es una operación de curvado parcial o total de una lámina o placa metálica para obtener una forma cilíndrica o cónica.

Es un proceso de conformado por flexión, se deforma un lámina metálica y se le da una superficie desarrollable (superficie plana), la cual puede extenderse sobre un plano sin sufrir deformación.

Se caracteriza porque el espesor no varía con el curvado (fibras neutras) y los dos cantos extremos coinciden perfectamente.

El curvado de láminas y placas se consigue mediante una fuerza de flexión provocada ya sea por presión, a mano o a máquina (curvadoras, prensas), o por choques (martillos, mazos).

Antes de realizar el rolado, es preferible efectuar el curvado de los extremos antes que el resto de la placa. A esta operación se le conoce como pre-curvado (curvado de los bordes).

El pre-curvado se realiza en prensas plegadoras, en roladoras de cuatro rodillos o de forma manual con martillo o mazo. Con cualquiera de estos métodos el objetivo es curvar ambas orillas.

Fig. Pre-curvado

Se imprime a la placa un movimiento de traslación por medio de dos rodillos de arrastre accionados mecánicamente. Asimismo se le somete continuamente a la acción de un rodillo curvador que provoca una serie ininterrumpida de flexiones (pliegues), obteniéndose un curvado uniforme.

La máquinas roladoras están clasificadas en tres tipos diferentes según su ejecución en:

Roladora asimétrica. Su concepto se basa en tres rodillos: superior, inferior y lateral. Aplicado para placas gruesas, es una máquina perfeccionada de la rectificadora de tres rodillos. Se caracteriza por la posición respectiva de los rodillos curvadores de bordes, cuyos ejes no están situados en el mismo plano vertical. La placa aprisionada entre los dos rodillos curvadores de bordes, se mantiene en posición sin necesidad de un apriete tan enérgico como el que se requiere en las máquinas tipo rectificadora de tres o cuatro rodillos (riesgo de reducción de calibre por laminación).

Fig. Rodillos asimétricos.

Roladora de tres rodillos. Se diferencia con la anterior radica en la posición geométrica de los rodillos en forma de triángulo, con un solo rodillo superior y dos laterales. Los dos rodillos de arrastre (fijos, sin traslación, del mismo diámetro), están situados en un mismo plano horizontal. Se les imprime un movimiento de rotación en el mismo sentido. El rodillo curvador (móvil con traslación vertical) gira en sentido inverso al de los precedentes, por la fricción con la placa. Para extraer las placas curvadas completamente cerradas, una cabeza móvil se inclina alrededor de una de sus bases.

Fig. Rodillos en triángulo.

Roladora de cuatro rodillos. La posición de los cuatro rodillos en estas máquinas son: uno motriz superior, uno motriz interior y dos laterales; en su secuencia, respeta siempre mayor diámetro en el superior, seguido en el inferior y menor en los laterales. Ofrece la ventaja de poder efectuar el pre-curvado de los bordes en ambos extremos sin darles la vuelta. Para curvar placas con forma cónica, los rodillos curvadores se levantan del lado del apoyo móvil; los pequeños rodillos guía, situados cerca de dicho apoyo, ejercen un empuje lateral que hace que la placa se deslice durante el curvado.

Fig. Rolado de lámina

Para realizar un curvado completo, se realiza en varias pasadas, apretando cada vez más el rodillo curvador. Las generatrices (línea recta del sólido que al plano) del cilindro de placa a rolar debe presentarse siempre paralelamente al eje de los rodillos. Es preciso por lo tanto, que la placa penetre correctamente en la máquina y que los ejes de los rodillos de arrastre y del rodillo curvador se mantengan paralelos entre sí.

Fig. Generatriz.

Para saber las dimensiones de la lámina que ha de utilizarse (desarrollo) para ser curvada, se hace siempre referencia al diámetro medio.

• Desarrollo para un curvado cerrado (total):

 
Fig. Curvado cerrado (total).

• Desarrollo para un curvado abierto (parcial):

 
Fig. Curvado parcial (abierto).

• Desarrollo para un cono truncado:

Ángulo:

Longitud de arcos:

Generatriz:   

Vista lateral
Desarrollo de cono

3. Aplicaciones

El rolado de lámina y placa se emplea para la fabricación de tanques, conos, decantadores, chimeneas, canales, elementos de sujeción para tubería, entre otros.